Mejor precio Garantizado
( Noches)

Turismo andaluz: Andalucía a fondo

Días de luz y noches de magia. 836 kilómetros de cálidas playas y un interior cubierto de verdes sierras. Sol y nieve. Extensas llanuras y cimas elevadas. Tierra dinámica y paraíso del descanso. Región con historia y pueblo con futuro.

Así es Andalucía, tierra de contrastes y diversidad al sur de la Península Ibérica, una región abierta al mundo que ofrece al visitante lo más auténtico de una cultura forjada a través de la historia.

Su clima mediterráneo permite disfrutar de una media de 320 días de sol al año en zonas como la Costa del Sol, característica que aporta al ambiente andaluz el rasgo principal de su carácter. La luminosidad, que se extiende por todo el territorio y se traduce en el carácter alegre y hospitalario de sus habitantes. Numerosos pueblos han dejado su huella en esta franja del sur : Tartessos, fenicios, romanos y árabes entre otros, un legado histórico que conforma un inmenso patrimonio cultural y que ha llegado hasta nuestros días en forma de bellos edificios, reconocidos personajes de la historia y geniales obras de arte.

Lugares que encierran una tradición celosamente guardada a través de los siglos. La Giralda, la Mezquita o la Alhambra son buena muestra de ello. En Andalucía se encuentran algunas de las ciudades con más encanto de España. Sevilla, Córdoba, Granada, Ronda o Marbella ofrecen a los visitantes callejuelas, rincones y parajes dignos de una visita. Más del 18% de los territorios andaluces son espacios naturales. Esta cifra es fiel reflejo de la variedad y riqueza ecológica que caracteriza a esta tierra. El Parque Nacional de Doñana, declarado por la UNESCO “Reserva de la Biosfera”, se convierte en emblema de esta diversidad y se presenta como una de los mejores ejemplos de este peculiar ecosistema.

Las celebraciones andaluzas, mundialmente conocidas, toman forma de un modo único y singular en esta tierra. La pasión que define a la Semana Santa, el colorido que caracteriza a las Ferias de Sevilla y Málaga, las Corridas de Toros o la romería del Rocío que congrega a peregrinos de todas las partes de España, son sólo algunos ejemplos de la expresión popular hecha fiesta. Al hablar de folclore destaca por derecho propio el Flamenco, fusión viva de razas y pasiones. Historia, forma musical y danza se funden en un complejo fenómeno unido a la raza gitana, y ligada al profundo sentimiento que vincula a este pueblo con Andalucía. Famosa por su sabor único destaca la gastronomía andaluza, donde el aceite de oliva, el jamón serrano y los vinos de Jerez y Málaga ocupan un lugar privilegiado.

Andalucía, una tierra rica en tradiciones que mira al futuro con la confianza de saberse adaptada a sus exigencias. La red de comunicaciones andaluza se ha sometido a un proceso de reformas que la sitúa entre las mejores de España. Dos aeropuertos internacionales, Málaga y Sevilla, la línea de tren de Alta Velocidad que une Sevilla con Madrid y el puerto de Algeciras, uno de los principales nudos del tráfico marítimo mundial, componen las principales vías de comunicación de esta región.